Terapia de niños y adolescentes

Los comportamientos que observamos en nuestros hijos a menudo no los comprendemos. Pensamos que puede estar pasando algo pero no sabemos qué. Les notamos irascibles, sensibles, con fracaso escolar, dificultades sociales, o un exceso de hermetismo en casa…

Acercarnos al mundo del niño y el adolescente y entender qué les puede estar sucediendo, es fundamental para ayudarles a descubrir, desarrollar y aprender todos los recursos que tienen para superar sus dificultades, y poder afrontar sus miedos y descubrir sus capacidades.

Tras una evaluación diagnóstica, diseñamos un plan de actuación individualizado, adaptado a sus necesidades y teniendo en cuenta el entorno familiar y escolar, sin limitaciones espaciales ni temporales.