Más allá de cuatro paredes, una mesa y una silla

Buscamos los espacios propicios para ayudar a generar el cambio, los encontramos y los transformamos en el lugar ideal para la terapia, de ahí nuestro lema “más allá de cuatro paredes, una mesa, dos sillas y una hora de sesión”. Por eso salimos constantemente, desde ir a casa de un adolescente en conflicto, irnos de compras con los pacientes, salir de excursión a Lourdes, escaparnos al campo a hacer terapia asistida con caballos u organizar una esquiada!! Nos involucramos en el proceso vivencial con nuestros pacientes, y eso sólo lo hacemos posible MÁS ALLA DE CUATRO PAREDES, UNA MESA, DOS SILLAS Y UNA HORA DE DURACIÓN.